Una feria de fayuca

Publicado: octubre 7, 2011 en Entre Comillas y Subrayado
Etiquetas:, ,

Hace muchos años y aun en algunos pueblos se espera año con año la llegada de la feria, en donde se puede encontrar diversión, buenos eventos  y atracciones pero sobre todo era esperada por los lugareños con el ansia de poder adquirir mercancías a un buen precio, algunas locales y otras más llegadas de pueblos vecinos que difícilmente podían estar al alcance de todos de manera regular durante el año.

En este sentido cada feria se convertía en el escaparate ideal para presentar los nuevos productos, tendencias y situaciones que prevalecían por largo tiempo, sin embargo en algún momento de la historia, las ferias dejaron de ser tradicionales y ahora solo se han convertido en el gran negocio de unos pocos, sobre todo del alcohol y el desenfreno.

La feria de Pachuca, no es la excepción, y hoy por hoy el principal atractivo de la expo está ocupado por una amplia extensión en carpas con venta de alcohol y un área aun mayor dedicada a la exposición de productos conocidos como “fayuca”, desde ropa, bisutería y hasta los llamados productos de novedad.

Dicen que cada pueblo tiene el gobierno que se merece y aplicándolo a la fiesta pachuqueña, quedaría más bien que cada ciudad tienen “la feria que se merece”, sin duda el cartel de artistas resulta atractivo, tanto en el teatro del pueblo, como en el palenque, sin embargo los altos costos que presenta obligan a pensar en si en verdad “vale la pena” en comparación con los servicios que se ofrecen.

Si bien mucho se ha dicho que esta feria es “de los hidalguenses”, bien cabria cuestionar si es que los oriundos o vecinos de Hidalgo, merecen recorrer interminables pasillos de puestos con mercancías que distan mucho de ser de “calidad”  y sobre todo de buen precio., o de igual forma, si “todos” los hidalguenses cuentan con la capacidad de pagar 30 pesos de ingreso para después costear los altos precios de productos y servicios como sanitarios, al interior del recinto ferial.

Sin duda el perder el principal objetivo de “diversión” para la población, y sobre poniendo los intereses económicos de unos pocos, por obtener las mayores utilidades de esta feria, distan mucho de un discurso político del gobernador de Hidalgo de ofrecer un espacio de calidad al alcance de todos.

Mejor aún, otras ciudades en Hidalgo, como lo es Tulancingo han puesto el ejemplo con costos más accesibles, eventos de calidad y si bien no es uno de los máximos festejos a nivel nacional, si se perfila como un evento de gran atractivo para la población.

Otros estados como Yucatán, fueron criticados por la presentación de artistas como Shakira, en tanto que en Hidalgo, la discusión se centra en la presentación de artistas internacionales como Chayane, que presentan costos de ingresos que rebasan por mucho el ingreso promedio de los Hidalguenses.

En pocas palabras, hoy Hidalgo presenta una feria “cara”, con pocos atractivos y lejos del grueso de la población, tanto empresarios como visitantes, que encuentran en este espacio pocas alternativas de desarrollo, olvidando por completo el verdadero sentido de una “feria tradicional”.

La ambición y el interés por conseguir los mayores ingresos posibles, han marcado la historia de esta festividad y lo peor de todo, es que como sociedad, nos adaptamos fácilmente a lo que nos ofrecen y lejos de exigir mejores eventos, nos conformamos y consumimos lo que está al alcance, sin recordar que somos nosotros los verdaderos responsables de tener “la feria que nos merecemos”.

Anuncios

A pesar de que el dirigente estatal del PRI, Omar Fayad Meneses ha pedido “calma” a la militancia para no adelantar los tiempos en la elección de candidatos para la elección del próximo año, los personajes políticos y sobre todo aquellos que consideran tener una opción para ser nominados han comenzado a presentarse y dejarse ver en cuanto evento es posible para en su momento aparecer en la foto.

No se trata precisamente “desobediencia” sino más bien de “tradición” en el partido tricolor, que cuenta con una larga lista de suspirantes “comodines” para ocupar “cualquiera de los cargos de elección popular”.

Hablar de un posible candidato para cada uno de los escaños que estarán en juego en la elección de julio próximo, sería prematuro y sobre todo aventurado, toda vez que una posible alianza a nivel nacional con partidos como el Verde Ecologista de México, puede cambiar el escenario político para muchos personajes de la vida local de Hidalgo.

Sin embargo los espacios más solicitados son las dos posiciones en las candidaturas para el Senado de la República, que da un espacio de conforto, recursos y proyección a quien los ocupa, como actualmente sucede con el ex gobernador Jesús Murillo Karam y los espacios ganados por la oposición en el año 2006, con José Guadarrama y Francisco Xavier Berganza.

El dirigente del PRI en Hidalgo y también diputado federal Omar Fayad, sabe que para esta posición se perfilan figuras de la talla de los ex gobernadores Manuel Ángel Núñez Soto y el recién saliente Miguel Ángel Osorio Chong, incluso los hermanos Rojo García de Alba o la diputada federal Carolina Viggiano Austria, por lo que ha pedido “calma” a estos actores para no adelantar las aspiraciones.

Complica más aun la situación si el PRI a nivel nacional extiende una Alianza, con partidos como el verde Ecologista de México, que daría  juego  político a Cuauhtémoc Ochoa ex secretario de obras públicas en Hidalgo, y ahora parte del equipo cercano del aspirante nacional Enrique Peña Nieto  o en su defecto, una eventual alianza con el Partido Nueva Alianza, restaría espacios que está dispuesto a pelear el líder moral del SNTE en Hidalgo, Moisés Jiménez.

Sea cual sea el escenario, estos personajes sin duda estarán participando activamente en los movimientos políticos de Hidalgo, y algunos de ellos, en caso de darse “las coyunturas”  necesarias, podremos verlos en la palestra nacional, con miras a fortalecer el trabajo del grupo EPN (Expresión Política Nacional) o Enrique Peña Nieto, (que para el caso es el mismo), en donde los hidalguenses han comenzado a destacar en puestos de trascendencia con miras al 2012.

 

Una semana intensa en el campo político está a punto de concluir, con noticias a nivel nacional y estatal, primero con el informe del Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, con los cuestionamientos respectivos especialmente en materia de Seguridad y empleo, siendo los diputados del Partido Revolucionario Institucional, PRI, los principales promotores de mensajes en medios de comunicación, y las redes sociales en critica severa e incluso agresiva.

Sin embargo poco tiempo duro el ataque, ya que la mayoría de los “detractores” del presidente de México, cambiaron el discurso y de los cuestionamientos y críticas, pasaron a las alabanzas y zalamerías en favor del gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, quien presento su “último informe”, concentrando el discurso en un esquema político nacional.

Y para cerrar la pinza, en el estado de Hidalgo, Francisco Olvera presento un informe de trabajo a cinco meses  de gobernador, con un maratónico evento en el Congreso del Estado, para presentar “los resultado”, con bombo y platillo, sin descuidar el glamour y parafernalia de un evento de alta proyección.

Y de nueva cuenta, los halagos no se hicieron esperar, para felicitar, apapachar y hasta enaltecer el desempeño del gobernador de Hidalgo, con solo 120 días al frente de la administración pública.

Sin duda que es mucho pedir a los que se dicen “nuestros representantes”, que procuren “medir con la misma vara” tanto al gobierno federal, como al gobierno estatal y a los prospectos como Enrique Peña Nieto.

Muy buenas críticas se pudieron escuchar y leer en medios nacionales y locales respecto al trabajo del gobierno federal, y en ese mismo razonamiento sería de gran ayuda, conocer la forma en que se expresan los “lideres”, respecto al trabajo local y contribuir con una crítica para mejorar algunas acciones en favor de los hidalguenses.

Los halagos y elogios no son necesarios, solo basta con reconocer el trabajo y la obligación, de Francisco Olvera de procurar el desarrollo de Hidalgo y el beneficio para todos, recuerdo muy bien y como una gran enseñanza las palabras de un  amigo, ahora diputado local sin partido, cuando ha mencionado “los aplausos se ganan”, y no precisamente por hacer el trabajo cotidiano, sino por realmente entregar “el extra” en cada día.

Cinco meses no es mucho ni poco, deberemos considera los resultados en cada uno de los hidalguense para verificar los avances del gobierno de Francisco Olvera, sobre todo valorar en el paso de los años, si es posible que dejemos atrás el deshonroso cuarto lugar en pobreza y marginación.

Tampoco es coherente calificar que en solo cinco meses Hidalgo “ya cambio”, porque entonces surgen las preguntas, ¿cambio para bien o para mal?, y si esto es  así, ¿cuál sería la calificación al gobierno de Miguel Osorio Chong?, en donde el actual gobernador fue secretario de gobierno. Y también alcalde en la capital hidalguense.

¿Será entonces que se reconoce que estábamos mal?, que no se hicieron las cosas bien, o tal vez solo “a medias”, ya sea que nos ubiquemos en el plano de simpatizantes, seguidores, analistas o sencillamente periodistas, no podemos calificar, “por encimita”, la acciones del gobierno y pensar que con una “alabanza” a Francisco Olvera, “hemos ganado el respeto de tu persona” o mejor aunque con una “critica” a los opositores se considere lo “aguerrido” para invitarlo a obtener un puesto o una “buena chamba”.

Congruencia es todo lo que se necesita, por una parte reconocer los aciertos, y sobre todo saber reconocer el camino que aún falta por andar, y saber ubicarnos en que parte de la historia nos gusta participar, sin más miramientos que la verdad, coherencia y respeto.

Mientras que a nivel nacional, el congreso de la Unión se prepara para discutir la reforma fiscal en el estado de Hidalgo, el gobernador José Francisco Olvera Ruíz, presentó a los diputados locales una serie de iniciativas para fortalecer la capacidad de gestión y la fortaleza financiera de los municipios.

Recientemente el secretario de Hacienda Ernesto Javier Cordero Arroyo, cuestiono la actuación de los gobernadores y especialmente de los presidentes municipales, sobre todo en el esquema de endeudamiento y las prácticas de pago ante una situación que calificó como “crítica” en su recaudación fiscal.

Ante los diputados, el gobernador de Hidalgo, resaltó que estas iniciativas obedecen a la necesidad de que los municipios cuenten con un esquema fiscal que permita atender las demandas de los ciudadanos y para que puedan impulsar obras y acciones no etiquetadas, mediante recursos propios.

Sin embargo, uno de los grandes problemas que enfrentan los municipios no solo de Hidalgo, es “el compadrazgo”, que viene a perjudicar por todos los frentes en las finanzas locales, en un principio los “amigos y compadres” del presidente municipal son lo que ocupan los principales cargos de recaudación, y pocas veces se apuesta por el “profesionalismo”.

Pero lo peor del caso es que “los compadres”, NO PAGAN, impuestos, son los primeros que piden “la condonación” del impuesto predial, del agua y hasta las multas de transito respectivas, incluso piden descuento hasta para actas de identidad, constancias de residencia o cualquier trámite en la municipalidad.

Hoy el gobernador Olvera quiere que los diputados aprueben una nueva Ley de Hacienda Municipal, la cual contempla el pago de servicios, licencias y permisos, entre otros; de igual forma, determina con mayor precisión las tasas del pago de impuestos predial; define el alcance y forma de cobro de para juegos y sorteos; además de precisar los impuestos y derechos exclusivos del municipio.

Pero a pesar de leyes, lo que se debe combatir sin duda es la “saturación” de puestos en las alcaldías, que muchas de las veces  “por complacer” los compromisos electorales, utilizan más de 75 por ciento del presupuesto para el pago de nominas “exorbitantes” para beneficio de quien cree… pues del compadre otra vez.

Propuso también Francisco Olvera el nuevo Código Fiscal Municipal, que establece la obligatoriedad a los ayuntamiento de llevar las cuentas de sus ingresos; en materia de fiscalización, los faculta para un correcto cobro que resulte menos oneroso para el ciudadano; además de simplificar diversos procedimientos para hacerlos más accesibles a los contribuyentes.

Sin duda son “muy buenas intenciones”, y tampoco existe duda en que los diputados del Congreso Estatal aprobaran estas iniciativas y pasarán a formar parte del legajo de documentos y leyes por cumplir en el estado, faltará en todo tiempo promover y sobre todo “capacitar” a los nuevos alcaldes que tomarán protesta en enero próximo para que por lo menos “entiendan” lo primordial de estas nuevas leyes.

Queda muy claro que el municipio es la parte primordial de la formación política y social, y que es aquí en donde los problemas se viven y se sienten, esperemos ahora, sean los alcaldes sufrientemente “sensibles” o por lo menos “sensatos” y busquen aplicar estas estrategias para de verdad “mejorar la calidad de vida a los ciudadanos” mediante una recaudación justa… después seguiremos soñando…

Uno de los principales problemas que aún falta por legislar es  el uso de la publicidad oficial en medios de comunicación, toda vez que para muchos se ha convertido en la tentación para formar y promocionar su imagen para alcanzar nuevos escaños en el campo político.

Tan solo en los últimos 10 años, se han presentado siete iniciativas al respecto en el Congreso de la Unión, y por algún motivo ninguna ha prosperado, toda vez que tanto medios de comunicación como los propios partidos políticos han marcado “la línea” para definir esta situación que en cada momento y espacio representa “una estrategia” para el control de la información.

En un contexto de competencia electoral como el que se avecina en 2011 y  2012, el debate sobre el uso ilegítimo de la publicidad oficial para avanzar las campañas políticas de quienes intentarán competir por gubernaturas, alcaldías y diputaciones debería estar en el centro del espacio público.

Desde el año 2002 se han presentado siete iniciativas en el Congreso para regular la publicidad oficial, dichas iniciativas fueron presentadas en tiempos distintos de acuerdo a las perspectivas de cada partido político: las dos iniciativas del PRI fueron presentadas en 2002 y 2005; la primera del PRD en 2003 y las dos últimas en 2007, la de Nueva Alianza también en 2007 y la del PT en 2009.

Los riesgos que implican la falta de reglas claras en la asignación de publicidad oficial para la libertad de expresión y los constantes abusos que se han hecho de la pauta publicitaria en el pasado tendrían que ser razones suficientes para que los legisladores federales discutieran ampliamente sobre este tema.

La mayor dificultad para regular la pauta gubernamental es que los incentivos parecen estar al revés: el uso discrecional de la publicidad oficial crea un círculo vicioso que da poder de presión a los gobiernos sobre medios de comunicación que dependen, en buena medida, de recursos públicos para existir, es decir la publicidad gubernamental propone dinero para los medios y poder para los políticos.

Pero ante esta situación  ¿quién gana y quién pierde si dichas reglas se vuelven claras?, tan solo en el Estado de Hidalgo, vemos una situación que se replica en cada estado, pero a diferentes niveles según  el presupuesto y tamaño del recursos destinado.

Por una parte los diputados federales, reclaman que el presidente Felipe Calderón no utilice los medios de comunicación para favorecer a sus candidatos, en tanto que el gobernador Miguel Osorio Chong, es la “figura recurrente” en cada medio de comunicación y ni que decir de los presidentes municipales que utilizan de manera regular los medios de comunicación para escalar en su carrera política.

Lo cierto es que cada uno de los gobiernos en el poder busca tener el control de los medios de comunicación para asegurarse una prensa dócil y manipulable, y en caso de regular de manera definitiva los gobiernos en turno no pueden presionar a los medios de comunicación para que publiquen o dejen de publicar alguna historia.

Sin duda la insipiente democracia que prevalece en cada localidad, deberá ser reguladora de esta situación, al tratarse del uso de recursos públicos, que deben transparentarse, mediante una participación activa de los medios de comunicación, en donde las pautas publicitarias se concreten de manera uniforme, evitando la discrecionalidad y la promoción de la clase política se formalice por medio de su trabajo.

Hoy a unos días de conocer a los candidatos a la presidencia municipal, descubrimos que cada uno de los aspirantes, por lo menos los que representan mayor oportunidad, son los que se han formado a la sombra de los recursos públicos, los que dicen tener “experiencia” gracias a los “múltiples” puesto que han ocupado y gracias a las pautas de gobierno se han colocado como “figuras de poder e influencia” en cierta región.

La legislación es “urgente”, pero ante la inherente necesidad de promover una cultura de la información y la difusión institucional se vuelve mayormente necesario el diálogo y participación de todos los actores políticos, medios de comunicación y sociedad para marcar una ley que apoye en los términos de transparencia y no solo un apoyo discrecional para favorecer a unos pocos a cambio de una posición de privilegio.

http://tvolucion.esmas.com/noticieros/primero-noticias/099780/pena-nieto-anuncia-septiembre-quiere-ser-presidente-parte-3

Dicen entre priistas, anti panistas y muchos perredistas que “el agua y el aceite no se mezclan”, en razón de esas “ideas” otrora innovadoras de juntar al PAN y al PRD para ganar elecciones y “arrebatar el poder” al PRI, sobre todo en esos estados y ahora municipios en donde el “aparato” funciona y funciona muy bien.

Sin embargo hace apenas unos días escuche una respuesta por demás “químicamente analizada” , y es que “en ciertas circunstancias si se mezclan y hasta resulta peligroso”, sobre todo porque para lograr esta fusión, deben manejarse “altas temperaturas” que “pueden quemar” no solo a quien las maneja sino también a los que estén cerca.

Sin embargo ante los resultados netamente “electorales” que vemos tan sólo este año en Guerrero y Baja California Sur, hace pensar a los “idealistas” de las coaliciones que “el método” es correcto, sobre todo si aplicamos otra fórmula que dice “el fin justifica los medios”.

En Hidalgo la alianza resulto “tan peligrosa” que por “cosa de nada” le pone un buen susto al PRI-Gobierno, tan esa así que a la fecha seguimos en la indecisión si es que tendremos gobernador el próximo 1 de abril o de plano estaremos viendo una nueva batalla por el gobierno estatal.

Y es que a todo esto, el Tribunal Federal Electoral no ha definido “la validez” de la elección de Francisco Olvera y a pesar de la distancia, los discursos y la confianza, existe la “pequeña sombra” de un fallo “histórico para Hidalgo” y se tenga que reponer el proceso de elección de gobernador “aprovechando” el paso a las urnas para elegir el ayuntamiento.

La formula de alianzas no es precisamente lo que se esperaba con esto de la “alternancia” y mucho menos con “una revoltura” ms confusa entre los diferentes partidos en donde el PRI pone candidatos, y las alianzas “opositoras” los hacen ganar, y luego entonces el mismo partido reclama las inconsistencias.

En Hidalgo nos preparamos para renovar a lo que se ha llamado “la autoridad más cercana al pueblo” es decir síndicos, regidores y presidentes municipales, y tanto el PAN, como el PRD buscan a toda costa mantener esta alianza que les permita “lograr beneficios” en los próximos ayuntamientos.

Pero la alianza no solo está del lado opositor, el PRI, cuenta con sus “fieles lacayos” PANAL y Verde Ecologista, que ya anteriormente han jugado “juntos” para “ganar” elecciones y obtener beneficios para “conservar” las llamadas “prerrogativas” que no son más que “mucho dinero” acosta de porcentajes electorales que se ganan en la mesa y no en las urnas.

Dice Omar Fayad, que el PRI no necesita de las alianzas, y precisamente en asuntos de poder, es más conveniente para el revolucionario institucional “impulsar” los “candidatos olvidados” para que participen con otras siglas y finalmente obtener el triunfo a como dé lugar.

“ganar por ganar” es la consigna, y como partidos políticos todos, hacen bien su trabajo, ese es el objetivo, alcanzar las posiciones de gobierno, obtener mayores recursos y sobre todo disponer de “los favores del pueblo” para satisfacer ( a su parecer) las demandas ciudadanas.

La triste verdad es que en hidalgo ya probaron la formula y si mezclaron agua con aceite, pero peor aún, sin tanto “papeleo”, desde hace tiempo un ex priista como José Guadarrama, se mesclo con los perredistas y ahora es una de sus máximas figuras en el estado, el panistas Francisco Xavier Berganza se tiñe de naranja y arremetió contra el partido que lo impulso en la política y ya mas reciente vemos un Damián Sosa, vistiendo la camiseta panista, promoviendo y decidiendo en las cúpulas del poder.

La mezcla ya existe, la formula no está “aprobada” los resultados “efímeros” de unos cuantos estados no son garantía de un buen gobierno, solo representa la oportunidad de “unos cuantos” de “estar en la pelea”.

En los próximos días la terea será ver las propuestas, después de golpes, rasguños, mordidas y patadas, entre todos los partidos y grupos, lo más interesante será ver “con cara” salen a pedir los votos, por que las ideas están siendo relegadas en el tiempo.

Dicen que el Agua y el aceite no se junta, y para el caso de las alianzas electorales es una frase muy recurrente entre los detractores de la unión entre PAN y PRD, considerando la historia antagónica que han jugado ambos partidos; sin embargo en el México moderno tal parece que esta unión ha funcionado en algunos puntos del país.

En Hidalgo vivimos inmersos en el proceso electoral para la renovación de Ayuntamiento y en cada uno de los municipios las listas comienzas a tomar forma, con el descarte de muchas figuras y otras que no son tanto, que buscan ser abanderados de cada uno de los partidos.

A nivel estatal   cada uno de los partidos a buscado “un acercamiento” para conformar la famosa “alianza amplia” sin embargo a nivel local, en cada municipio las cosas son muy distintas y cada día  las cosas se complican mas entre los grupos al interior de cada instituto político.

Mucho se hablo de que en un gran número de municipios se tenía concretada una alianza amplia, entre los partidos del PAN, PRD, PT y  Convergencia, para supuestamente poder ganar un promedio de 45 alcaldías, lo que representa un poquito más del 50 por ciento de los municipios de Hidalgo.

Sin embargo, a pesar de los diálogos y supuestos avances, hoy en día se vislumbra cada vez más lejana la alianza de partidos, y precisamente acusaron al líder estatal del PAN, Gonzalo Trejo Amador de ser “el responsable” de romper el dialogo y ahora PT y Convergencia buscan consolidar el espacio “de izquierda” y dejar fuera a Acción Nacional en esta negociación.

Tal parece que los ánimos cada día están más “cálidos” y las fricciones entre los partidos comienzan a cobrar las víctimas de un desgaste mediático y social sobre una “pobre” propuesta del aval a las candidaturas ciudadanas avaladas por los diversos institutos políticos.

El propio dirigente estatal de Convergencia, Luis Gerardo Ize Malaise, señala que cuenta con por lo menos una veintena de municipios en los que puede encabezar la alianza, o incluso que existen municipios como Tulancingo y Villa de Tezontepec en donde “pueden ganar solo”.

Los pleitos se han llevado incluso a los términos de la ubicación de cada logotipo en la imagen a mostrar y sobre todo en los porcentajes que corresponden a cada partido para integrar los próximos cabildos.

Tal parece que la euforia de las elecciones en Guerrero y Baja California Sur, que vinieron a dar un impulso a las alianzas, comienza a mermar el ánimo de los posibles actores de una elección difícil y competida.

Incluso la noticia de que el Tribunal Federal Electoral desechara cuatro recursos de inconformidad de la elección de gobernador, viene a mermar el ánimo y en crispar más las intenciones de conformar una alianza para renovar los ayuntamientos en julio próximo.

El tiempo es corto y no hay plazo que no se cumpla, y estamos a menos de un mes de conocer de manera “legal” si es que se registra una “coalición” de partidos y en cuantos municipios, lo que reduce aun mas los tiempos para conocer los candidatos y sobre todo deja a un lado la propuesta a la ciudadanía, concentrando la elección en unos pocos días para hacer “mediáticamente” lo necesario para lograr un triunfo y afianzar el poder por los cuatro años siete meses siguientes.

Ya sean solos o por separado, todos los partidos PAN, PRD, PT, Convergencia, PRI, PANAL y Verde, tienen la tarea de conformar la propuesta de la próxima elección, y a pesar de las constantes muestras ciudadanas de un cansancio político, ninguno hace caso a estas situaciones y ha propuesto la verdadera representación ciudadana.

Estas candidaturas “ciudadanas” han quedado en proyecto y serán los propios ciudadanos los que califiquen o desechen a quienes lleguen a pedir el voto, sin lugar a duda esta elección cuanta con la particularidad que despierta más interés que otras, y quedara en los partidos y los candidatos poner las propuestas en la mesa.